Sociedad Española de Arbitraje

VENTAJAS DEL ARBITRAJE

Frente a cualquier conflicto que pudiera surgir con motivo de la interpretación, aplicación o cumplimiento de un contrato, acudir a los Tribunales de Justicia implica asumir costes y plazos generalmente incompatibles con nuestros intereses.

Por ello, el arbitraje se presenta como la mejor alternativa, tanto a empresas como a particulares, al someter nuestro litigio a la decisión de un tercero (el árbitro), quien dictará una decisión (llamada laudo) obligatoria para las partes.

El arbitraje, frente al sistema judicial, es más ventajoso, por cuanto resulta:

  1. EFICAZ: el laudo, o decisión del juez, tiene la misma fuerza que una sentencia judicial; más aún, los motivos para impugnarlo son más restrictivos.

  2. RAPIDO: el laudo se dicta en un plazo máximo de entre tres y seis meses.

  3. ECONÓMICO: el coste del proceso es menor, entre otras razones porque se obtiene una solución inmediata que evita los gastos derivados de las dilaciones de los procedimientos judiciales. Además, se conoce con antelación el coste del procedimiento.

  4. SENCILLO: el procedimiento no está sujeto a formalismos especiales, y las partes pueden llegar a acuerdos durante la tramitación del procedimiento.

  5. CONFIDENCIAL: el árbitro tiene obligación de reserva respecto de los datos personales y mercantiles a los que se tenga acceso durante el procedimiento, que no se darán a conocer a terceros.

||Sociedad Española de Arbitraje || C/ Raimundo Fernández Villaverde, 55 || 28003 Madrid || Aviso Legal ||